Buscar

jueves, 25 de noviembre de 2010

Un nuevo decreto limitará a seis meses el plazo para reconocer la dependencia

La Conselleria de Bienestar Social creará un nuevo decreto para simplificar el sistema de reconocimiento de la dependencia que marcará un plazo máximo de seis meses desde que la persona discapacitada pide el reconocimiento de grado de discapacidad hasta que lo obtiene.
Así lo ha anunciado la consellera Angélica Such, quien junto al presidente del Comité de Representantes de personas con Discapacidad de la Comunitat Valenciana (CERMI-CV), Joan Planells, ha presentado la nueva normativa autonómica de desarrollo de la Ley de Dependencia.
En la actualidad hay cerca de 40.000 personas discapacitadas en la Comunidad Valenciana que ya están recibiendo las prestaciones o recursos que han solicitado, pero aún faltan 30.000 por tener la resolución, según Such, quien ha matizado que de éstas últimas unas 25.000 reciben atención domiciliaria municipal.
Según la consellera, durante el primer trimestre de 2011 está previsto aprobar un nuevo decreto que "simplifique el sistema" y reduzca a uno los dos procedimientos que en la actualidad contempla la Ley de Dependencia estatal.
De esta forma, cuando la persona discapacitada vaya a solicitar la ayuda aportará toda la documentación en el mismo momento de la solicitud, lo que hará el procedimiento "más ágil y rápido", y además se marcará un plazo máximo de 6 meses desde que pide el reconocimiento de discapacidad hasta que lo tiene.
Según Such, en el caso de que pasen más de seis meses por causas imputables a la administración, el solicitante tendrá derecho a la retroactividad desde el momento de la solicitud, mientras que en la actualidad solo se admite esa retroactividad si la persona acredita que ha tenido que sufragar su atención.
"Somos conocedores de que hay muchas esperas indebidas, muchas de ellas motivadas por una tramitación excesivamente larga", ha asegurado la consellera.
Otra de las medidas que adoptará Bienestar Social es la modificación de la orden que regula el sistema de incompatibilidad, con lo que se hará compatible la atención del dependiente en un centro de atención diurna con determinadas horas de atención domiciliaria.
La Conselleria de Bienestar Social también regulará la figura del asistente personal para los dependientes de grado 3, una actividad de carácter socio-laboral y por la que se dará una prestación de 1.300 euros al mes.
Angélica Such ha destacado que la valenciana es la primera autonomía española que incluye la posibilidad de un asistente personal a los discapacitados desde los tres años de edad.
La consellera también ha señalado que su departamento está regulando la figura del "co-pago" de servicios, aunque no ha podido concretar más detalles ya que, ha dicho, actualmente está "en un momento de puntualizaciones".
Such ha pedido al Gobierno una modificación de la financiación a las Comunidades Autónomas, ya que las autonomías costean "el setenta por ciento de la aplicación de la Ley"
Por su parte, el presidente del CERMI-CV ha destacado estas medidas, aunque ha considerado que queda "mucho que andar" ya que hay gente que está "mucho tiempo esperando y habrá que resolver su situación cuanto antes".

No hay comentarios:

Publicar un comentario